Vestidos De Novia Exclusivos

Home


Vestidos De Novia


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

       

Definición Vestidos  De Novia

En la tradición moderna, en la cultura occidental, el color de los vestidos de boda es blanco. Utilizado en este sentido, el blanco de boda incluye tonos pastel tales como huevo, crudo o marfil. La popularidad de este color puede remontarse a 1840 año en que se produjo el matrimonio de la reina Victoria con Alberto de Sajonia-Coburgo.1 La reina eligió un vestido de color blanco para el acontecimiento. La fotografía oficial del retrato de boda fue extensamente difundida y muchas novias optaron por un vestido similar en honor a esa elección.[cita requerida] La tradición de utilizar un traje blanco en la boda continúa hoy en día.

Antes de la era victoriana las novias se podían casar de cualquier color excepto negro (el color propio del luto) o el rojo (que estaba relacionado con las prostitutas).[cita requerida] El vestido blanco vino a simbolizar la pureza del corazón y la inocencia de la niñez. Una atribución más reciente sugirió que el color blanco simbolizaba la virginidad, pero esta pauta no cuadra a menudo con que las novias utilicen los vestidos blancos para sus sucesivas uniones. Originariamente, el azul era el color el que se relacionaba con la pureza.

LOS PRIMEROS VESTIDOS DE NOVIA

Los primeros vestidos de novia no eran blancos. En sus comienzos, las novias lo que hacían eran ponerse sus mejores atuendos, algo que podrían usar una y otra vez. En aquellos días, sólo la realeza y los que eran muy ricos usaban un hermoso vestido de novia lleno de joyas de la familia. El objetivo era impresionar a la familia del novio mostrando las riquezas de la familia de la novia y sus conexiones.

Cuando la reina Victoria de Inglaterra se casó con su primo hermano el príncipe Alberto de Saxe-Coburg y Gotha, fue cuando comenzó el cambio de los vestidos de novia. Allí comenzaron a ser más parecidos a lo que son hoy en día. La Reina del vestido nupcial comenzó todo; decidió adornarse con velos y a usar polleras largas.

Hoy en día, los mejores trajes de novia reflejan las costumbres y la elegancia del viejo mundo de la moda y sus modernas líneas. Afortunadamente, hoy en día para las novias, el vestido puede ser alquilado o comprado a la venta sin requerir de carísimos diseñadores. Sí, eso cambio hoy en día, pero toda mujer en el día de su boda quiere sentirse como una reina, y lucir más linda que nunca en su vestido de novia tan especial y esperado.

ORIGEN Y SIGNIFICADO DEL VESTIDO DE NOVIA Y VELO DE NOVIA

El color y el diseño de un vestido de novia en la antigüedad en nada se le asemejan al que conocemos hoy en día.

Hace bastantes años atrás, en Roma las novias se casaban con la misma túnica blanca que usaban a diario, aunque usaban un velo color púrpura adornado con una corona de flores.

En época de los lombardos (pueblo germánico originario del Norte de Europa), las novias se vestían con una túnica negra larga, con un manto rojo.

 

Durante la Edad Media, las novias se ponían vestidos rojos con decoraciones doradas, que representaban la realeza y el poder, mientras que en el Renacimiento el color no era tan importante, pero sí que este fuera bordado con piedras preciosas, perlas y diamantes.

Entre los griegos allá por el siglo IV a C. el vestido era de color amarillo, alrededor de los años 1700 se usaban mucho los colores pastel.
Y aún más oscuro, las novias islámicas usan túnica negra como señal de pureza.

El vestido de novia paso a ser blanco a partir de las bodas europeas, cuando en la ceremonia nupcial de la Reina Victoria de Inglaterra en 1840, lució un impactante vestido blanco que marco la tendencia manteniéndose en la actualidad.

El color blanco es elegido porque expresa paz, felicidad, pureza e inocencia; la gloria y la inmortalidad.

Hoy además de blanco, el tono del vestido puede variar entre color crema, marfil o champagne.

VELO DE NOVIA

Es de color blanco al igual que el vestido, significa el retiro de la vida exterior, la virginidad, la modestia, la inocencia y la virtud de la novia.
Antiguamente se usaba para proteger la pureza de la novia de las influencias externas.

En las culturas de oriente, el velo ocultaba la cara de la novia al novio, quien después de la ceremonia lo levantaba, pudiendo ver por primera vez el rostro de su esposa.

Hace 4.000 años, los velos los llevaron durante toda su vida las mujeres de Oriente que eran solteras como señal de modestia, y las casadas como signo de sumisión a sus esposos.

En los países musulmanes, a la mujer se le exigía taparse la cabeza y parte del rostro cada vez que salía de su casa. Con el tiempo, estas reglas elaboradas por hombres se hicieron más estrictas, y sólo se permitió que los ojos de la mujer quedaran al descubierto.

En los países de la Europa septentrional, sólo llevaban velos las mujeres que habían sido secuestradas por sus maridos.

Entre los griegos y los romanos, durante el siglo IV antes de Cristo, los velos largos y translúcidos estaban de moda para las bodas; el color del velo era de un amarillo intenso que cubría su rostro. De hecho, el velo nupcial era tan largo que llegaba hasta los pies por lo que se impuso al traje de novia durante siglos y a su vez, el velo facial acabó por imponerse al primero.

Durante la Edad Media, el color dejó de ser un factor esencial y la importancia se atribuyó a la riqueza de la tela y de los adornos.

Finalmente en Inglaterra y Francia el velo se tornó blanco, un color que a finales del siglo XVIII era ya de común aceptación.

vestidos de novia

vestido de novia

traje de novia

vestido de novia en bogota

el vestido de novia